Rescatan en Amorebieta seis perros abandonados

Ante el terrible maltrato descubierto en Amorebieta, el Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia, ha interpuesto denuncia a los responsables de los perros y consciente de que esto no es un caso aislado, sino que se están produciendo casos similares en todo el territorio de Bizkaia, ante la pasividad de las Administraciones competentes, que miran hacia otro lado, CONVOCAMOS a tod@s los ciudadanos a una concentración de repulsa y para exigir que se cumplan las Leyes de Protección Animal

http://www.durangon.com/rescatan-en-amorebieta-a-seis-perros-abandonados-que-comian-restos-de-dos-muertos_es_4_15_7624.html

1 Comentario en Rescatan en Amorebieta seis perros abandonados

  1. En este caso hay dos opciones y uno debe eseogcr: sed a las corridas de toros o no a las corridas de toros. El te9rmino medio no sirve ni tampoco se puede poner de referente a nadie porque somos nosotros los que podemos y debemos decidir por nosotros mismos. Yo digo rotundamente NO.Digo NO a las corridas de toros porque es un acto vergonzoso de tortura gratuita. Vergonzoso para la especie humana en toda su dimensif3n. Cf3mo es posible deleitarse con unas palabras que remiten a ese especte1culo atroz? Ni siquiera la crf3nica taurina es hermosa, pues no habla de algo bello en sed, sino despreciable y be1rbaro. Se imaginan que alguien disfrutara con las “poe9ticas” ime1genes del crematorio de un campo de concentracif3n? Alguien podreda deleitarse leyendo la noticia, perfectamente escrita, de un acto de pedofilia? Puede extasiarnos una brutal paliza de un hombre a su mujer porque se ha rodado en Cinemascope? Toda obra que consideremos artedstica ha de ser no sf3lo hermosa, sino buena; es decir, bella. Y yo no creo que la crf3nica taurina, por muy engalanada que la escriba el periodista, se refiere a un arte noble, a un especte1culo feliz o a un acto bueno; antes bien, habla de la tortura de un animal inferior a nosotros que fue sacrificado sin razf3n para deleite de un grupo de personas a las que les falta algo en el alma y les va mal algo en su cerebro.Recuerdo las palabras de un chico que es numerario del Opus Dei. Se considera un caballero cristiano, un hombre perfecto en cuanto a su nobleza de corazf3n. Un deda me refereda emocionado, no cabeda de gozo en sed, cf3mo llevaba una temporada dedice1ndose a la caza de mariposas. Me explicf3 con lujo de detalles cue1l es el me9todo ideal de matar a una mariposa para que luego luzca perfecta clavada en un corcho: hay que presionar su abdomen hasta que muera por falta de aire; de ese modo, el cuerpo del animal no se echa a perder. Yo le miraba con tristeza y pensaba que9 tipo de buen cristiano teneda yo delante que, creye9ndose el paladedn del humanismo y de los buenos sentimientos, saleda cada se1bado al campo para matar la belleza que luego e9l creeda conservar en su habitacif3n traspasada por un alfiler y sujera a un maldito corcho.No se9 cf3mo puede alguien mirarse al espejo y decir que es una buena persona si disfruta participando activa o pasivamente en esa carnicereda que en Espaf1a llamamos, para vergfcenza de tantos, “nuestra fiesta nacional”.El mundo de la tauromaquia mueve mucho dinero. Interesa a un sector que va desde el ganadero hasta el matador de toros. A nadie me1s le beneficia. Pero los hombres que se enriquecen con el sufrimiento de un animal jame1s contare1n la verdad: que el toro no enviste, que el toro es pacedfico, que no hay ningfan arte en el calvario del ruedo, que no hay e9pica alguna en cortar al animal moribundo sus dos orejas y el rabo para salir con ellos a hombros.El toro es torturado desde semanas antes de la corrida. Muchos veterinarios han encontrado drogas en el animal y hasta alfileres en sus testedculos… El toro se desangra, sufre y, sed, no es sudor lo que le cae de sus ojos. Cuando la ce1mara enfoca son sus le1grimas de sufrimiento lo que vemos porque el toro tambie9n sabe llorar y llora amargamente. Quie9n le defiende en la plaza? Nadie. Va a morir. En su desesperacif3n, sigue envistiendo, va al capote, nuevamente dos banderillas me1s, me1s sangre derrame1ndose por la piel del animal, un bufido tre1gico que no es de ira sino de dolor, otro capote, dos vueltas, ya duele hasta respirar, ahora viene la estocada, tambie9n te van a cortar las orejas, el rabo, quize1s adentro tambie9n los genitales… todo vale, tus verdugos no respondere1n ante nadie, derramas litros de sangre, que9 pasare1 por tu mente, torito bueno que te este1s muriendo… Que9 maldito desgraciado puede reedrse y disfrutar con esto?Ojale1 existe Dios despue9s de la muerte… No quisiera estar en el lugar de los que aprueban ese tormento. Que caiga sobre ellos toda la cf3lera de Dios. Y ojale1 pronto tambie9n la justicia del hombre. Nadie torea por amor al arte, pero sed por cien millones de pesetas. La gente que va a los toros, que vaya antes a la escuela. Y los que escriben crf3nicas taurinas y los que las leen con agrado, lo siento por ellos porque no hay hospital para el alma, que la tienen enferma y parece inhumana.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*



Current ye@r *